CULTURA POPULARPERSONALIDADESHISTORIADEPORTECURIOSIDADESGASTRONOMÍAARTE GENERALMÚSICATURISMOLA SALAMANCADERECHOS HUMANOS

Frases para pensar

 

Malvinas argentinas

Bandera pirata

 

Ampliar El presidente Kirchner hace descolgar el cuadro de Videla

Néstor Kirchner

1950 - 2010

 

Muerte del presidente Kirchner

¡ Gracias por sacar a Argentina del 2001 !

¡ Gracias por pelear por los Derechos Humanos !

 

Hugo Rafael

Chávez Frías

1954 - 2013

 

Muerte del presidente Kirchner

¡ Gracias Libertador de la Patria Grande Latinoamericana por tu lucha !

 

NO A LOS ASESINATOS SISTEMÁTICOS DE LUCHADORES

 

NO A LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

 

30.000 desaparecidos más Jorge Julio López

Mártires de la Patria

 

 

NO A LA TRATA, NO A LA PEDOFILIA, NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

 

 

 

NO A LA CONTAMINACIÓN

 

¡ Ley anti sectas ya !

 

 

 

    

 

Amalia Celia Figueredo, la primera aviadora argentina

 

 

 

En los comienzos de la aviación, fue la primera mujer en Sudámerica que voló sola en un avión. Era argentina. ¿ Ud. lo sabía?

 

 

En los albores de la aviación, entre los años 1909 y 1913 hubo, en Europa y América del Norte, 23 pilotos-aviadoras y 16 pilotos aerosteras. En 1909 se había fundado en París el aéroclub "Stella", de donde salieron numerosas y famosas mujeres aviadoras que enorgullecieron la aeronáutica francesa y mundial, entre ellas Madame de Laroche quien fue la primera mujer en el mundo que voló sola en un avión obteniendo su brevet (licencia) el 8 de marzo de 1910. En Sudamérica tal honor le cupo a doña Amalia Celia Figueredo de Pietra, una figura casi desconocida que queremos rescatar.

 

PRECURSORA DE LA AVIACIÓN

Amalia nace en la ciudad Rosario (prov. de Santa Fe) el 18 de febrero de 1895. En 1900 su familia se traslada a Buenos Aires.

Jorge NewberyComienza el año 1914 cuando Amalia, afincada en los alrededores del aeródromo de Villa Lugano, conoce al aviador y constructor de aeroplanos francés Paul Castaibert.

También se encuentra con Jorge Newbery quien la invita a dar una vuelta en avión siendo este su bautismo en el aire. Este hecho motiva su entusiasmo por la aviación y estimula su vocación dedicándose al curso de pilotaje que le imparte el mismo Castaibert en un monoplano Castaibert-Anzani 25 HP, en el mismo.

Tiene algunas dificultades con el aparato que, al disponer solo de una carlinga, obliga a efectuar el aprendizaje en tierra gradualmente y sin instructor a bordo. Si bien Castaibert no le cobra el curso y se comporta muy bien con ella, el ambiente de recelo, tal vez por ser mujer, se hace sentir y por ello se cambia a la escuela de San Fernando, esta vez el curso es con un biplano Farman-Gnome 50 HP siendo su profesor el aviador Marcel Paillete.

Meses más tarde, el 6 de septiembre, Amalia ya se encuentra en condiciones de dar el examen para obtener el anhelado certificado de piloto. En esa oportunidad la suerte le es adversa ya que durante el ensayo sufre un accidente sin mayores consecuencias. Pero, el 1 de octubre de 1914 se presenta nuevamente, rindiendo esta vez de manera brillante y obteniendo el "brevet" Internacional de Piloto Aviador Nº 58, expedido por el Aero Club Argentino. Fiscalizan la prueba de representación el ingeniero Carlos Irmscher y el senor Carlos Borcosque. 

Recogemos aquí la crónica de la época relatando el desarrollo de la prueba.

"Dió comienzo a las 4:30 de la mañana, iniciando la examinada, sin dificultades, dos largas series de "ochos" con el Farman-Gnome 50 HP. Cumplida esta parte del examen, se elevó a una altura de 200 metros y, después de algunos virages interesantes, descendió en un largo vuelo planeado, que mereció aplausos de parte de los que presenciaban la prueba".

De este modo, Amalia Figueredo realiza plenamente su deseo de ser piloto: la aviación argentina por primera vez inscribe en sus anales el nombre de una mujer que se hace un lugar en el arduo e inicial mundo de la aeronáutica nacional.

Las exhibiciones publicas llevadas a cabo por la novel aviadora son numerosas. El antiguo Hipódromo Nacional, el campo de la Sportiva Argentina en Palermo y el aeródromo de Villa Lugano, son escenarios de sus manifestaciones aéreas, cosechando admiración y popularidad.

 

El Aeródromo de Villa Lugano fue el primero de nuestro país



En junio de 1915 inicia un raid entre Buenos Aires y su ciudad natal. Rosario, donde lleva a cabo diversos vuelos con avión Farman.

De regreso a Buenos Aires, su actividad aérea se reduce considerablemente, en especial, luego de su casamiento con Alejandro Carlos Pietra hecho que la lleva finalmente a dar por terminada su carrera aeronáutica.

Recibe muchos honores y distinciones nacionales e internacionales. Al cumplirse el cincuentenario (1914-1° de octubre- 1964) de la obtención de la licencia le es entregado el brevet de Aviador Militar "honoris causa". Ese mismo año, la Cámara de Senadores de la Nación, también le rinde homenaje.

En septiembre de 1968, la aviación civil uruguaya la honra otorgándole el brevet de ese pais, y el 19 de noviembre, Brasil la condecora con la "Orden del Mérito". Asimismo, en septiembre de 1971 es designada Precursora de los "Vieilles Tiges", entidad con asiento en París que agrupa a los pioneros de la aviación francesa.

El 21 de enero de 1970, por Ley 18.559, se le confiere el título de Precursora de la Aeronáutica Argentina.

Amalia Celia Figueredo de Pietra fallece el 8 de octubre de 1985 a los 90 años en la ciudad de Buenos Aires.
 

 

 

 

Fuentes consultadas: Smithsonian Education y Curiosidades de la Historia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.argentinavuelve.com.ar

Pagina web barata  Posicionamiento SEO  Otros trabajos: Antenista Valencia  Cursos de cobranzas  Valuaciones  Reparaciones Servicio Tecnico Madrid Peritaje médico Seto artificial Traducciones