CULTURA POPULARPERSONALIDADESHISTORIADEPORTECURIOSIDADESGASTRONOMÍAARTE GENERALMÚSICATURISMOLA SALAMANCADERECHOS HUMANOS

Frases para pensar

 

Malvinas argentinas

Bandera pirata

 

Ampliar El presidente Kirchner hace descolgar el cuadro de Videla

Néstor Kirchner

1950 - 2010

 

Muerte del presidente Kirchner

¡ Gracias por sacar a Argentina del 2001 !

¡ Gracias por pelear por los Derechos Humanos !

 

Hugo Rafael

Chávez Frías

1954 - 2013

 

Muerte del presidente Kirchner

¡ Gracias Libertador de la Patria Grande Latinoamericana por tu lucha !

 

NO A LOS ASESINATOS SISTEMÁTICOS DE LUCHADORES

 

NO A LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

 

30.000 desaparecidos más Jorge Julio López

Mártires de la Patria

 

 

NO A LA TRATA, NO A LA PEDOFILIA, NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

 

 

 

NO A LA CONTAMINACIÓN

 

¡ Ley anti sectas ya !

 

 

 

    

 

Libros recomendados y artículos

San Martín, el morocho liberal

 

 

 

 

Su pasado todavía está corrigiéndose pero no caben dudas que fue uno de los más grandes hombres de la historia 

 

La Revolución Francesa impuso en Europa las ideas liberales en contra de las monarquías y el clericalismo dogmático. La masonería se encargó de traerlas a América y con ellas la independencia de todo el continente. Washington, Bolívar y San Martín fueron tres exponentes masones, pero aún hoy hay reticencia a admitir esto.
San Martín, de dudosa cuna y resistido color encontró en los ideales liberales un camino para sus principios

Como el guerrero bíblico David mostraba su humanidad tanto en sus debilidades como en su misericordia para con los vencidos. 

Recomendamos la novela histórica Don José de J. García Hamilton (del cual extractamos una mínima muestra), entre otros autores, para reconocer en carne y hueso a este grande de la Humanidad  

Portada de Don José, en base a un óleo

de Gil de Castro: ¿ su verdadero rostro ?


    
Sobre el fin de año el general envió a su oficial y compadre Álvarez Condarco a Chile, para llevar a Marcó del Pont una copia del acta de Independencia, pero también con el objetivo secreto de que estudiara bien los pasos de la cordillera y los volcara en un mapa. El jefe español estuvo a punto de fusilarlo, pero en definitiva le permitió volver entregándole una respuesta en la que le hacía saber que, en lo sucesivo, cualquier otro enviado no merecería "la inviolabilidad con que dejo regresar al de esta misión". Al poner su rúbrica, Marcó del Pönt, haciendo referencia a la condición de mestizo que se le atribuía a San Martín, agregó despectivamente:

- Dígale a su general que yo firmo con mano blanca, no con mano negra como la de él...
A José le dolió íntimamente la referencia ofensiva, y se dijo que iba a cobrarse ese agravio con la victoria. 
      

Don José - La vida de San Martín (4° edición) , José Ignacio García Hamilton, 
Editorial Sudamericana ( Pág 138 y 139 )
      

Una partida de granaderos detuvo en el sur al presidente depuesto, Marcó del Pont, quien fue conducido en una calesa hacia Santiago. El rumor de su llegada se expandió por la ciudad y el público se agolpó frente al Palacio Episcopal, sobre la Plaza de Armas, donde San Martín atendía su despacho. El detenido fue llevado a un salón y se lo hizo sentar. José no había olvidado la humillación que quiso infligirle el realista al aludir a su mano de mestizo. Por ello entró al salón y, al reconocer por el uniforme a su vencido, estiró su diestra y le dijo irónicamente: 
- Señor General, venga esa mano blanca...
     

Don José - La vida de San Martín (4° edición) , José Ignacio García Hamilton, 
Editorial Sudamericana ( Pág. 146 )


     
 




San Martín no quería mentiras, ¿ nosotros sí ?

Una tarde, en su casa de la rue Saint Georges, le anunciaron que una persona quería visitarlo pues tenía algo que decirle acerca de sus antepasados. Se trataba de un andaluz verborrágico, quien venía cargado de pergaminos y árboles genealógicos, que desplegó sobre una mesa para explicarle al general que uno de sus ascendientes había sido conde y el otro marqués, según los certificados que tenía a la vista y que, seguramente, querría venderle a buen precio, a lo mejor enterado de que era uno de los albaceas del millonario Aguado.

-No, señor cronista -lo interrumpió con un gesto de impaciencia-, yo no soy el que usted piensa...
-¿No es usted -fingió sorpresa- don José de San Martín, Protector del Perú, general de Chile y de Argentina?
-Así dicen... Pero mi padre se llamaba Juan a secas y no se corresponde con lo que usted trae.

El pillo insistió en que en sus papeles encontraría la comprobación de la ascendencia de los señores de San Martín, y renovó su letanía acerca de los entroncamientos de nobleza entre los condes y marqueses de su prosapia. El general levantaba presión hasta que perdió la compostura e hizo tronar su gruesa voz:

-Mire señor Pollino -lo agarró de un brazo dirigiéndolo hacia la puerta- yo no soy ese tal conde de San Martín, porque soy hijo de una gran ... recluta, que hacía la guardia con mi padre en las Misiones ...

El astuto andaluz quedó azorado y, arrollando sus pergaminos, salió despavorido del lugar, protestando contra el energúmeno a quien había querido venderle sus dudosos papeluchos. 
     

Don José - La vida de San Martín (4° edición) , José Ignacio García Hamilton, 
Editorial Sudamericana ( Pág. 313 y 314 )
     


La versión de que San Martín era hijo de Diego de Alvear y de una india guaraní, es decir que habría sido medio her mano de Carlos de Alvear, está recogida en un documento manuscrito firmado en Rosario de Santa Fe el 22 de enero de 1877 por Joaquina de Alvear Quintanilla y Arrotea, cuya copia obra en mi poder. La hija del general Carlos de Alvear, al realizar con orgullo una "Cronología de mis antepasados" dedicada a sus hijos y descendientes, manifiesta que fue "hijo natural de mi abuelo, el señor don Diego de Alvear y Ponce de León, habido en una indígena correntina, el general José de San Martín", que tan brillantemente descollara en San Lorenzo, Chacabuco y Maipú. Esta supuesta filiación se transmitió por tradición oral por varias generaciones en diversas ramas de la familia Alvear. Vicuña Mackenna, en Revelaciones íntimas dice que San Martín "había servido la independencia americana, porque la sentía circular en su sangre de mestizo". Juan Bautista Alberdi, al conocerlo en París, escribe que "yo lo creía un indio, como tantas veces me lo han pintado; y no es más que un hombre de color moreno, de temperamento bilioso". El episodio en que José, irritado, le dice a un vendedor de títulos nobiliarios que su madre era una "gran... recluta que hacía la guardia con su padre en Las Misiones", está documentado por Pastor Obligado en sus Tradiciones (pág. 49 de la recopilación hecha por Justa Dose de Zemborain). Este mismo autor recuerda que los godos lo llamaron "indio misionero" y el general Brayer "Tape de Yapeyú" (pág. 43). 

  
Don José - La vida de San Martín (4° edición) , José Ignacio García Hamilton, Editorial Sudamericana ( Pág. 332 )

      

 



Humorista anticlerical

¡Negociaciones con Roma! Remitan un millón de pesos y conseguirán lo que quieran. Yo soy ya viejo para militar y hasta se me ha olvidado el oficio de destruir a mis semejantes. Por otra parte, tengo una pacotilla (y no pequeña) de pecados mortales cometidos y por cometer. Ainda más, usted sabe mi profundo saber en latín. Por consiguiente, esta ocasión me vendría de perillas para calzarme el Obispado de Buenos Aires y por este medio no solamente redimiría todas mis culpas sino que, aunque viejo, despacharía a las penitentas con la misma caridad cristiana como lo hacía el casto y virtuoso cura Navarro, nuestro capellán de feliz memoria. Manos a la obra mi buen amigo. Yo suministraré gratis a sus hijos el Sacramento de la Confirmación, sin contar las oraciones por su alma que no escasearán. La sola objeción que podrá oponerse para esta mamada es la de mi profesión. Pero los santos más famosos del almanaque, ¿no han sido militares? Un San Pablo, un San Martín, ¿no fueron soldados como yo y repartieron sendas cuchilladas sin que esto fuese un obstáculo para encasquetarse la mitra? Basta de ejemplos y admita la bendición de su nuevo prelado San Martín

   
Don José - La vida de San Martín (4° edición) , José Ignacio García Hamilton, 
Editorial Sudamericana ( Pág. 290 )
   

 



San martín masón

San Martín, la masonería y la "Logia Lautaro"

"No creo conveniente que hable usted lo más mínimo de la Logia de Buenos Aires. Éstos son asuntos enteramente privados y aunque han tenido y tienen gran influencia en los acontecimientos de la revolución de aquella parte de América, no podrán manifestarse sin faltar por mi parte a los más sagrados compromisos."

José de San Martín (Carta del 19 de abril de 1827 al general Guillermo Miller.)


"Siguiendo fielmente las ideas de mi venerado señor padre político que no quiso en vida que se hablase de sus vinculaciones con la masonería y demás sociedades secretas, considero debo abstenerme a hacer uso de los documentos que poseo al respecto."

Mariano Balcarce ( Carta desde París, del 30 de setiembre de 1860.)


La Masonería - Política y sociedades secretas en Argentina, Emilio J. Corbière , 
Editorial Sudamericana - Capítulo VIII ( Pág. 188 )


San Martín fue iniciado masón en la "Logia Integridad" de Cádiz, afiliándose a la "Logia Caballeros Racionales" N°3 de dicha ciudad. Allí recibió el tercer grado de la masonería simbólica, o sea el de Maestro Masón, el 6 de mayo de 1808.
Participó después, y junto con Alvear, de la fundación de la "Logia Caballeros Racionales" N°7 de Londres. Tanto la de Cádiz como la de Londres, y a pesar de estar ésta en la capital británica, tuvieron la decisiva influencia española liberal y francesa iluminista.


La Masonería - Política y sociedades secretas en Argentina, Emilio J. Corbière , 
Editorial Sudamericana ( Pág. 191 )
     

Rivadeneira, refiriéndose a su reencuentro con San Martín de 1821, en el Cuartel General en Huaura, dice: " me estrechó en sus brazos, recordó nuestra amistad antigua, nuestros trabajos en la sociedad de Cádiz, para que se hiciese la América independiente". ( Benjamín Vicuña Mackenna. La revolución de la Independencia del Perú. Universidad de Chile, Santiago, 1938, pág. 595 y siguientes.)


San Martín y su ideario liberal, Alcibíades Lappas, Editorial Símbolo ( Pág. 19 y 66 )

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

www.argentinavuelve.com.ar

Pagina web barata  Posicionamiento SEO  Otros trabajos: Antenista Valencia  Cursos de cobranzas  Valuaciones  Reparaciones Servicio Tecnico Madrid Peritaje médico Seto artificial Traducciones